lunes, 15 de febrero de 2010

GRAN CUARESMA :TIEMPO DE PERDÓN




"Porque si perdonáis a los hombres sus transgresiones, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no perdonáis a los hombres sus transgresiones, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras transgresiones" (Mateo 6:14–15) ¡Que simples y accesibles medios de salvación! Vuestras transgresiones son perdonadas bajo la condición de que perdonéis las transgresiones de vuestro prójimo contra ti. Esto significa que estáis en vuestras propias manos. Oblígate a ti mismo a pasar desde los sentimientos agitados hacia vuestro hermano a verdaderos sentimientos pacíficos y eso es todo. El día del perdón ¡que celestial y gran día de Dios es este! Si todos nosotros haríamos uso de el, como deberíamos, este día haría que las sociedades cristianas sean sociedades celestiales, y la tierra se uniría con el cielo.

Teófano el Recluso

5 comentarios:

ver con los ojos del corazon dijo...

Si... durante los Ejercicios de San Ignacio para la vida ordinaria de medio año, pude constatar la Misericordia de DIOS... y cuando percibimos a través de SU AMOR su proximidad y perdón... estamos en condiciones de perdonar al que nos ha herido...pues ÉL diluye ese ego que nos impide dar el paso en autenticidad... en profundidad...

Gracias... siempre.

Saludos desde SU ÚNICO CORAZÓN... y múltiple en sus Hijos a la vez.

Anónimo dijo...

como perdonar cuando no se sabe como hacerlo?;que se puede hacer si el corazon esta endurecido por el resentimiento?.

Hieromonje Macario dijo...

Mt 6 18,21

Anónimo dijo...

Macario: He leido varias veces la parabola del perdon de Mt 18.Yo soy el siervo malvado e injusto que despues de haber pedido y recibido el perdon,lo olvida y maltrata al que le debe.Ahora lo veo:con cada recuerdo por la ofensa recibida,con cada juicio y condena interna estoy maltratando a quien le guardo rencor.Me he percatado no solo de mi hipocresia sino tambien de mi debilidad y de mi ceguera espiritual.
Gracias por su guia.

Hieromonje Macario dijo...

¡Dios y Su Beatísima Madre le bendigan!