sábado, 25 de abril de 2009

¿Por qué este crecimiento de ermitaños en la actualidad?


Hay que decir que se trata de una vocación, una llamada. El exceso de insistencia en el compromiso con el mundo y el desbordamiento de las palabras, habladas y escritas han llevado a muchos a redescubrir la fuerza de la oración y el gozo del silencio.

El ermitaño da su vida por cosas inútiles, según el mundo. La sencilla regla que él mismo se escribe, prevé, sobre todo, horas de oración, de lectura espiritual, de meditación. En el ermitaño hay un rechazo radical de la lógica mundana, para la cual sólo la acción, la política, el compromiso social, las inversiones económicas, pueden cambiar el mundo para mejor.
David Amado

El eremita urbano, ha respondido a una llamada que le ha hecho comprender que sólo quien entrega su vida por los demás, la salva, y que el modo más eficaz de amar y de ayudar es el de encerrarse bajo el anonimato, el silencio, la impotencia, creyendo hasta el fondo en los misteriosos vínculos de la “comunión de los santos”. En la habitación de uno de ellos se encontró una inscripción, según cuenta el escritor Vittorio Messori, con el siguiente texto: “El que se va al desierto, no es un desertor”.

9 comentarios:

ErmitañoUrbano dijo...

Muy bueno. El desierto comienza en el interior. Tanto compromiso social y exteriorizacion...Dios nos convoca hacia El.

MARIO ROVETTO dijo...

Excelente, elocuente, como todos los textos que se incluyen.

Agradecimiento repetido y sentido.

Dichosa Ventura dijo...

Muy interesante! Los ermitaños son como el grano de montaza; su silencio y recogimiento cobija a muchas almas. Sus vidas son un verdadero apostolado, un verdadero anuncio de la Buena Nueva

Anónimo dijo...

Hola, como puede ser uno un hermitaño Urbano, necesita de aprovacion o simplemente uno se vuelve ermitaño, sin tener formacion espiritual.

Yo he buscado la vida monastica pero las visiones del mundo son diferentes en los mansterios hay mucho pensamiento ensimismado, dicen que el no hay comunidad perfecta pero la han llevado al punto de que son vidas libertinas. No quiero los extremos de ciertas vidas monasticas, o vivir en el pasado, pero si estar presentes en las necesidades de este tiempo. Como mucho de mis hermanos buscamos una vida de oracion y retiro y permanecer en el mundo pues somos parte de el y de sus necesidades Que me pueden comentar a esto

Saludos Ernesto

Anónimo dijo...

desarçia saber si para ser ermitaño urbano, teniendo estudios de filosofía y teologia, hay que pedir permiso al obispo en el lugar en que se vive, hay alguien que me lo pueda decir.

FRAN dijo...

para ANONIMO: En el canon-603 se obliga a un reconocimiento etc por parte del Obispo Diocesano que yo sepa solo contesta Arzobispado de Tarragona-http;//www. arquebisbattarragona.cat/vida-consagrada/ermitanes/index.php?arxiu=fitx tambien vocaciones@siguenza-guadalajara.org M. I. Sr. D. Juan Antonio Fernandez Garcia Pienso que mejor Escuches a Dios sin intermediarios. uno mas

josua dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
josua dijo...

Si Nuestro Señor quiere y sentimos la llamada,si que se puede realizar,sirviendo a otras comunidades y trabajando en un trabajo que se acople a nuestra vida de Oración.No se conocen muchos eremitas,pero en España van surgiendo como pequeños puntos de luz.Siendo esta una vocación tímidamente en crecimiento.

Anónimo dijo...

a. Soy casada, con hijos y siento una gran vocación hacia el eremitismo, con el espiritu del Carmelo. Por lo que me informais sobre el eremitismo urbano, me parece excelente forma para vivirlo desde mi estado actual. Muchas gracias y contad con mi oración.

PD.Me convertí por la Comunión de los Santos.